FANDOM


10171925 737230729724676 8571532107642031971 n

La Tabla Céltica de los Árboles o Tabla Celta de los Árboles es un sistema creado por los antiguos

druidas celtas irlandeses. Hasta hace más o menos un siglo era el principal medio para asignar a cada persona la madera adecuada para su varita. Una especie de zodíaco de arbóreo: a cada parte del año le corresponde una madera determinada, por lo tanto, dependiendo de tu fecha de nacimiento sería la madera de la varita que portarías por el resto de tu vida.

Historia

Cuando los magos y brujas no tenían más remedio que confiar en la presencia de Bowtruckles en un determinado árbol para extraer madera los druidas irlandeses decidieron implementar una nueva técnica de selección basada en un antiguo alfabeto arbóreo perteneciente a un antiquísimo rito de iniciación druida: el Alfabeto de Ogham, actualmente conocido como Tabla Céltica de los Árboles.

Ogham era un mago sumamente poderoso que según cuenta la leyenda tenía el poder de comunicarse con las plantas y los árboles. El reconocía que estos seres vivos poseían gran energía y nunca dudó de que, como se había implementado desde hacía siglos, la madera era el mejor material para forjar una varita mágica.

Éste viejo mago sabía que habían árboles con cualidades mágicas o levemente mágicas y otros completamente mundanos, así que los registró. Estos árboles se volvieron sagrados para el pueblo celta al formar parte del Alfabeto de Ogham, el cual era el registro de los árboles hecho por aquel brujo y que ahora se había reducido a un alfabeto que sólo se usaba en determinados rituales sumamente específicos.

[Todo esto lo sabemos gracias a la obra de Ogham: "La Comunicación con la Naturaleza"]

Luego de esto, nos volvemos a topar con algo que vendría a ser el alfabeto o la Tabla de los Árboles en el famosísimo: "Diario de Rowena Ravenclaw". Ravenclaw lo menciona muy superficialmente pero se convierte en el segundo registro histórico de la Tabla. Muchos expertos consideran además, que la Tabla ya venía usándose abiertamente desde hacía siglos antes de que Ravenclaw naciera y que habría sido retomada para el forjar varitas por el primer varitólogo celta conocido: Lefestus.

La Tabla en la Actualidad

Hoy en día, este mecanismo para asignar varitas ha caído en la decadencia. El úlimo varitólogo famoso [véase Varitólogos Famosos] en usarlo abiertamente fue el búlgaro Gregorovitch.

Los métodos que existen hoy son mucho más certeros. Los varitólogos tienen una verdadera relación con sus varitas y las conocen detalle a detalle, por lo tanto, saben a qué personas les vendría bien una varita que salió de sus manos.

De todas maneras, se sigue usando de vez en cuando, a pedido de clientes sumamente conservadores o por varitólogos de menor talante.

La Tabla Céltica de los Árboles

I. Abedul (Beth) 24 dic al 20 ene

II. Serbal (Luis) 21 ene al 17 feb

III. Fresno (Nion) 18 feb al 17 mar

IV. Aliso (Fearn) 18 mar al 14 abr

V. Sauce (Saille) 15 abr al 12 may

VI. Espino (Uath) 13 may al 9 jun

VII. Roble (Duir) 10 jun al 7 jul

VIII. Acebo (Tinne) 8 jul al 4 ago

IX. Avellano (Coll) 5 agos al 1 sep

X. Parra o vid (Muin) 2 al 29 sep

XI. Hiedra (Gort) 30 sep al 27 oct

XII. Endrino (Ngetal) 28 oct al 24 nov

XIII. Saúco (Ruis) 25 nov al 22 dic

I. ABEDUL:

El primer árbol de la serie es el abedul, capaz de auto-reproducirse. Las ramas de abedul se usan en Europa en la vieja tradición de Batir los límites y también para azotar a los delincuentes y lunáticos, ambas acciones tienen el objeto de repeler malos espíritus. Las varitas de abedul son resistentes y buenas para duelos de campo, no es casualidad que sea la madera que más han poseído aurores ministeriales.

II. SERBAL:

La madera de serbal siempre ha sido muy deseada para las varitas por su reputación de ser más protectora que ninguna otra. En mi experiencia hace que todo tipo de encantamientos defensivos sean especialmente fuertes y difíciles de romper. Se suele decir que ningún mago oscuro o ninguna bruja oscura ha poseído jamás una varita de serbal, y yo no recuerdo un solo caso en que una de mis propias varitas de serbal haya cometido hechos malvados. El serbal se lleva mejor con aquellos de mente clara y de corazón puro. Sin embargo, esta reputación no debería engañar a nadie, puesto que estas varitas son iguales que cualquier otra, a menudo incluso mejores, y frecuentemente son mejores que otras en duelos.

III. FRESNO:

La varita de fresno pertenece a su dueño original y no debería darse o regalarse a otra persona, puesto que perdería su poder y sus habilidades. Esta tendencia es extrema si el centro es de unicornio. Las viejas supersticiones sobre las varitas no suelen ajustarse a la realidad, sin embargo en lo que respecta a las varitas de serbal, castaño, fresno y avellano (el serbal es chismoso, el castaño habla sin parar, el fresno es cabezota y el avellano es un quejica) contienen un ápice de verdad. Las brujas y los magos que se llevan mejor con las varitas de fresno, en mi experiencia, no se dejan convencer fácilmente de abandonar sus creencias o propósitos. Sin embargo, el mago o bruja descarado o demasiado confiado que a menudo quiere probar varitas de esta prestigiosa madera, quedará decepcionado por sus efectos. El dueño ideal puede que sea cabezota, pero será ciertamente valiente y nunca grosero ni arrogante.

IV. ALISO:

La madera de aliso es inflexible, sin embargo he descubierto que su dueño ideal no es cabezota u obstinado, sino que a menudo le gusta ayudar, es considerado y una persona de lo más agradable. Mientras que la mayoría de las varitas buscan similitudes en el carácter de aquellos a los que servirán con más aptitud, el aliso es inusual puesto que parece desear una naturaleza que es, si no totalmente opuesta a la suya, sí ciertamente bastante diferente. Cuando una varita de aliso encuentra a su dueño se convierte en una ayudante magnífica y leal. De todos los tipos de varita, el aliso funciona mejor con encantamientos no verbales, de ahí le viene su reputación de ser la varita más adecuada para los magos y las brujas más avanzados.

V. SAUCE:

El sauce es una madera poco corriente con poder sanador y también he notado que el dueño ideal para una varita de sauce posee a menudo, una inseguridad normalmente injustificada, por muy bien que intente ocultarlo. Mientras que muchos clientes con confianza en sí mismos insisten en probar una varita de sauce, atraídos por su atractiva apariencia y una reputación probada de producir magia avanzada no verbal, mis varitas de sauce han seleccionado a aquellos que exhibían mayor potencial, más que a aquellos que creen que no les queda mucho por aprender. Siempre ha habido un proverbio en mi familia, aquel que tiene el camino más largo, es el que irá más deprisa con el sauce.

VI. ESPINO:

El fabricante de varitas Gregorovitch escribió sobre el espino que con él se produce una varita extraña y contradictoria, tan llena de paradojas como el árbol que la produjo, cuyas hojas y flores sanan pero cuyas ramas cortadas huelen a muerte. Aunque no estoy de acuerdo con las conclusiones de Gregorovitch, los dos coincidimos en que las varitas de espino son complejas e intrigantes en su naturaleza, como los dueños con los que funcionan mejor. A las varitas de espino se les da particularmente bien la magia curativa, pero también los maleficios. He observado que la varita de espino se siente cómoda con las naturalezas que están en conflicto o con un mago o una bruja que está pasando por un periodo de agitación. Sin embargo, el espino no es fácil de controlar, y solo se me ocurriría poner una varita de espino entre las manos de un mago o una bruja de comprobado talento, o podría haber peligrosas consecuencias. Las varitas de espino tienen una peculiaridad: si sus hechizos no se saben controlar bien pueden volverse contra el que los hace.

VII. ROBLE:

Una varita para los buenos y los malos tiempos, es una amiga tan leal como el mago que se la merece. Las varitas de roble inglés necesitan compañeros fuertes, valientes y fieles. Lo que se conoce menos es lo propensos que son los dueños de varitas de roble inglés a tener una fuerte intuición, y a menudo una afinidad con la magia del mundo natural, con las criaturas y las plantas que son necesarias para los magos, para la magia y para el placer. Al roble se le conoce como el Rey del Bosque desde el solsticio de invierno hasta el solsticio de verano y su madera solo debería ser recogida durante ese tiempo. El acebo se convierte en el Rey según los días se van haciendo de nuevo más cortos, de modo que solo se debería coger acebo según el año va acabándose. Se cree que esta división es el origen de la vieja superstición, «cuando la varita de él es de roble y la de ella es de acebo, sería una locura casarse» una superstición que creo sin fundamento. Se dice que la varita de Merlín estaba hecha de roble inglés, aunque nunca se encontró su tumba y por ello no se ha podido comprobar.

VIII. ACEBO:

El acebo es una de las maderas para varitas más raras. Tradicionalmente se la consideraba protectora. Con los que se lleva mejor es con los que necesitan ayuda para vencer su ira y su ímpetu. A la vez, las varitas de acebo a menudo escogen dueños que están metidos en alguna búsqueda peligrosa y a menudo espiritual. El acebo es una de esas maderas cuyo funcionamiento varía más dramáticamente dependiendo del centro de la varita y es conocida por ser extremadamente difícil de combinar con la pluma de fénix, ya que la volatilidad de la madera entra en conflicto con la indiferencia del fénix. Si se da el extraño caso de que esta combinación encuentre un dueño, nada y nadie debería ponerse por delante de ellos.

IX. AVELLANO:

Es una varita sensible. El avellano refleja a menudo el estado emocional de su dueño y con el que mejor funciona es con un amo que sepa comprender y dominar sus propios sentimientos. Otro tipo de amos debería tener mucho cuidado a la hora de manejar una varita de avellano, si estos acaban de perder los estribos o han sufrido una seria decepción, puesto que la varita absorberá esta energía y la dejará salir de forma impredecible. El aspecto positivo de una varita de avellano compensa con creces tales incomodidades, ya que es capaz de producir magia excepcional en las manos de los habilidosos y está tan dedicada a su dueño que a menudo se “marchita” al final de su vida. Esto quiere decir que la varita expulsa toda su magia y se niega a trabajar, a menudo es necesario extraer el centro e insertarlo en otra varita, si el mago o la bruja aún la necesitan. Sin embargo, si el centro está hecho de pelo de unicornio, no hay ninguna esperanza. La varita, casi con certeza, morirá. Las varitas de avellano también tienen la habilidad de detectar agua bajo tierra y soltarán nubecitas de humo en forma de lágrima de color plateado si se pasa por encima de manantiales o pozos escondidos.

X. PARRA (VID):

Los druidas consideraban que cualquier planta con un tallo de madera era un árbol, y la vid produce varitas de una naturaleza tal, que me siento honrado de poder continuar esta antigua tradición. Las varitas de vid se encuentran entre los tipos menos comunes y me intriga notar que sus dueños son casi siempre los magos o brujas que buscan un propósito más elevado, que tienen una visión que va más allá de lo ordinario y frecuentemente sorprenden a aquellos que piensan que los conocen mejor. Las varitas de vid parecen estar fuertemente atraídas hacia las personalidades complejas y en mi opinión son más sensibles que cualquier otra cuando se trata de detectar instantáneamente una posible combinación. Fuentes fidedignas dicen que estas varitas pueden producir efectos mágicos con la mera entrada en la habitación de un dueño apropiado, y yo mismo he sido testigo de este fenómeno en mi propia tienda.

XI. HIEDRA:

El onceavo árbol es la hiedra, en su mes de floración. Octubre era la estación de las fiestas bacanales de Tracia y Tesalia; en ellas las basárides, intoxicadas, corrían frenéticamente por las montañas, azotando ramas de abeto de la Reina Artemis (o Ariadne), envueltas en espirales de hiedra –del tipo que da bayas amarillas– en honor a Dionisio (el Dionisio otoñal, al cual debemos distinguir del Dionisio del Solsticio de Invierno, que es en realidad un Hércules); llevaban un corzo tatuado en el brazo derecho, por arriba del codo. Ellas eran capaces de despedazar cervatillos, jóvenes, infantes y hasta hombres en medio de su éxtasis. La hiedra era sagrada tanto para Osiris como para Dionisio. La parra y la hiedra están juntas en el momento más importante de cambio estacional del año y ambas representan la resurrección, probablemente porque son las únicas del calendario/alfabeto Beth-Luis-Nion que crecen en forma de espiral. La parra también simboliza la resurrección porque su fuerza es preservada en el vino. La varita de Hiedra es excepcionalmente buena para las pociones o en detrimento de esto, para el cuidado de criaturas mágicas. Es flexible y muy versátil, resultando sumamente últil en duelos, más que nada marciales.

XII. BEJUCO:

El bejuco es un árbol sumamente extraño. Así como también el temperamento de sus dueños. La varita de Bejuco suele presentarse en persona inestables, acomplejadas, pero al fin y al cabo, centradas la mayor parte del tiempo.

XIII. SAÚCO:

Es la madera más rara de todas y con una reputación de traer mala suerte. La madera de saúco es la más difícil de manejar. Contiene una poderosa magia, pero no se digna a quedarse con ningún dueño que no sea el superior de su grupo. Solo un mago muy superior puede guardar la varita de saúco durante mucho tiempo. La vieja superstición que dice «con madera de saúco nunca prosperarás» está basada en el temor a la varita, pero en realidad esta superstición no tiene ninguna base. Aquellos fabricantes lo bastante tontos como para negarse a trabajar con saúco, lo hacen más porque dudan de poder vender sus productos que porque tengan miedo de trabajar con esta madera. La verdad es que solo una persona muy inusual encontrará su compañera perfecta en una varita de saúco, y en la rara ocasión en que ocurre, creo firmemente que la bruja o el mago están marcados por un destino especial. Otra certeza que he descubierto durante mis largos años de estudios es que los dueños de saúco casi siempre sienten una poderosa afinidad con los elegidos por el serbal.

Agradecemos la colaboración del afamado varitólogo Garrick Ollivander al cedernos infomación directamente desde sus notas personales sobre varitología contemporánea. Todos los datos aquí registrados provienen directamente de sus notas y de las notas del editor.

Investigación, redacción y edición: James Salazar Malfoy Black, noviembre del 2015.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar